viernes, 20 de abril de 2018

PRENSA SIN FRONTERAS 26 AÑOS DE COMUNICACIÓN CONSTRUCTIVA A LAS NACIONES


OSMÁN MOROTE Y MARGOT LIENDO GIL SALIERON DE PRISIÓN.

LOS TERRORISTAS OSMÁN MOROTE Y MARGOT LIENDO AFRONTARÁN EL JUICIO POR EL ATENTADO DE TARATA OCURRIDO EN 1992 CON COMPARECENCIA RESTRINGIDA.
La cúpula terrorista celebra la decisión judicial de excarcelar a los subversivos Margot Liendo y Osmán Morote, quien se abrazó con Abimael Guzmán. (Foto: Rolly Reyna / El Comercio).
Redacción /  Diario El Comercio - EC 20.04.2018 / 12:45 pm.- Los cabecillas senderistas Osmán Morote y Margot Liendo Gil, quienes están afrontando procesos penales por el atentado en la calle Tarata de Miraflores ocurrido en 1992, por el Caso Perseo y por la matanza de Soras, salieron de prisión hoy, tal y como ordenó el Poder Judicial.
 
El Colegiado A de la Sala Penal Nacional ejecutó la decisión en segunda instancia de dejar sin vigencia la orden de prisión preventiva contra estos dos cabecillas que purgaron una condena de 25 años por el delito de terrorismo.
En respuesta a esta disposición, la policía procedió a trasladar a Osmán Morote primero al domicilio donde reportó que vivirá, ubicado en Chaclacayo. A bordo de una camioneta y bajo estrictas medidas de seguridad, el ex número 2 de Sendero Luminoso salió del penal a las 11:45 a.m.
Margot Liendo salió en condiciones similares de vigilancia del establecimiento penitenciario. La policía la trasladó a su vivienda en Santa Anita.

Tanto Osmán Morote como Margot Liendo Gil permanecieron en prisión, tras el cumplimiento de sus respectivas condenas, ya que el Poder Judicial dictó prisión preventiva en su contra por el Caso Soras por 36 meses.

Por un proceso paralelo, por el atentado de Tarata, en Miraflores, ocurrido en 1992, también se dictó prisión preventiva que se extendió hasta la actualidad. Sin embargo, en marzo y julio del 2017 se aprobó en primera y segunda instancia respectivamente anular la prisión preventiva y dictar una comparecencia restringida con detención domiciliaria.

La decisión del Poder Judicial de acatar esta detención domiciliaria que permitió que Morote y Liendo abandonen el penal de Ancón ha generado un fuerte rechazo de otros poderes del Estado.

La respuesta más fuerte ha sido la del procurador antiterrorismo, Milko Ruiz, quien ha cuestionado a los magistrados del colegiado de la Sala Penal Nacional por una decisión que llamó "infame". 

Ante esto, el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, cuestionó al procurador y a la fiscalía por no haber presentado recursos de nulidad en el 2017, cuando correspondía apelar la detención domiciliaria.